Introducción

En un estudio que se realizó en 2013 a odontopediatras se encontró que la reutilización de forma rutinaria de las coronas de acero después de haberlas probado en la boca de los pacientes infantiles. El reutilizar los instrumentos implica la eliminación de residuos, mediante el proceso de descontaminación, en razón de evitar propagar infecciones dentro de los procedimientos dentales.

Objetivo: Valorar la efectividad de desinfección de DÜRR 213 en un protocolo propuesto para la descontaminación de coronas de acero-cromo utilizadas en la práctica odontopediátrica.

Materiales y métodos: Quince coronas de acero-cromo se contaminaron e incubaron por 48 horas para favorecer la formación del biofilm. Cinco grupos experimentales se trataron con distintos protocolos de descontaminación, uno siendo el grupo control, otro con jabón quirúrgico, otros con DÜRR 213 (diluido y sin diluir) y mediante esterilización. Se determinó grado de turbidez y se realizó el conteo de UFC para establecer el nivel de descontaminación bacteriana, se registró para todos los grupos experimentales.

Resultados: Los grupos experimentales 1 y 2 obtuvieron una media de 1.623 y 2.442 UFC respectivamente, mientras que los grupos experimentales 3, 4 y 5 no obtuvieron conteos de UFC.

Conclusiones: El lavado pre- esterilización y el uso de desinfectantes de nivel medio a alto deben de ser siempre los métodos previos a la esterilización por excelencia.

Palabras clave: Desinfección, Coronas de acero, Control de infecciones, Contaminación, Bioseuridad.

Introducción

La reutilización se define como: “episodios repetidos de uso de un dispositivo en circunstancias que hacen necesaria alguna forma de reprocesamiento”.1 La reutilización de instrumentos en odontología implica la eliminación de desechos (restos orgánicos o inorgánicos) mediante el proceso de descontaminación que generalmente consta de tres etapas, que son la limpieza, esterilización y regreso al almacenamiento.2 Si los restos visibles no se eliminan, interferirán con la inactivación microbiana y pueden comprometer el proceso de desinfección o esterilización.3 Se define como desinfección a la acción y efecto de eliminar de un cuerpo o de un lugar los gérmenes que pueden provocar una infección, por lo general con el uso de agentes químicos.

[object object] Efectividad de desinfección en coronas de acero cromo con DÜRR 213 Durr 1

Quitar la infección o la propiedad de causarla mediante la destrucción de algunos gérmenes nocivos o de evitar su desarrollo, pero sin capacidad de destruir sus esporas como lo haría la esterilización, lo que constituye el procedimiento a seguir en artículos que no requieran necesariamente un proceso de esterilización, como las superficies de trabajo de la unidad dental. Se propone que los brackets de ortodoncia, materiales de acero inoxidable o porcelana se deben limpiar, desinfectar y posteriormente desechar y no se debe de reutilizar en otros pacientes. 4En un estudio que se realizó en 2013 a odontopediatras se encontró que la mayoría de los encuestados (98.92 %) reutiliza de forma rutinaria las coronas de acero después de haberlas probado en la boca en los pacientes infantiles. Sólo uno en este estudio descartó las coronas después de la prueba en boca.5 En la preservación de la salud integral de los pacientes pediátricos en Latinoamérica la prevalencia más elevada de transmisión de enfermedades se atribuye a causa ocupacional, el 52% es para el virus de hepatitis B, el 65% para el virus de la hepatitis C y el 7% para el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).6 Se ha sugerido que los métodos de descontaminación que se deben utilizar en la práctica odontopediátrica para el rehuso de dispositivos, como coronas de acero inoxidable, sean autoclave (25 %), desinfección química (23.91 %) y ultrasonido (1.08%).5

El sistema DÜRR 213

Los desinfectantes que debe emplearse en procedimientos químicos se clasifican en alto, intermedio y bajo. 7 El sistema DÜRR 213 pertenece al nivel medio, debido a que se encuentra en el grupo de amonio cuaternario. Contiene alquilaminas, tensioactivos no iónicos, agentes complejantes, inhibidores de la corrosión, aromáticos y sustancias auxiliares en solución acuosa. Actúa como bactericida, tuberculocida, fungicida y viricida (virus cubiertos como los virus Vaccinia, incl. VHB, VHC y VIH, así como los virus descubiertos como los adenovirus, virus polioma SV 40, norovirus y poliovirus). Lista de la Asociación alemana de Higiene Aplicada (VAH).8

Discusión

Las recomendaciones para la reutilización de instrumentos en odontología incluyen el proceso de limpieza inicial mediante la eliminación de los restos orgánicos e inorgánicos por lavado o mediante el uso de un baño de ultrasonidos y un desinfectante como una solución de limpieza a base de enzima bioactiva y acción detergente.2,9,10 En Latinoamérica es común la reutilización de instrumentos odontológicos, tanto en la práctica general como en áreas especializadas como lo es Odontopediatría, y se ha vuelto una práctica rutinaria. Así, durante el momento de selección de coronas para dientes temporales o permanentes en tratamientos clínicos, numerosas coronas y bandas de ortodoncia se prueba en boca antes de seleccionar el tamaño adecuado, se contaminan con la sangre y la saliva, y se convierten en fórmites potenciales de numerosos microorganismos como el virus de la inmunodeficiencia humana o de la hepatitis B,11 lo que resulta en una constante preocupación por la falta de medidas de bioseguridad ante una infección cruzada. Este estudio no evaluó la eficacia de la remoción de sangre en las coronas de acero

como lo hiciera Gordon y colaboradores en 2012.12 En México la NOM – 013 – 201513 establece los criterios y medidas de control de infecciones que los odontólogos deben cumplir para el procesamiento del instrumental odontológico.

En esta normativa se tiene una apartado que expresa los protocolos de bioseguridad propuestos y están referenciados por estándares internaciones como la OSHA(3) y CDC.14 A finales de los 90 los ortodoncistas británicos argumentaron que el 41% usaban la esterilización de bandas con químicos como glutaraldehído en frío.15 Esto contrasta con el estudio en 2006 por Dowsing en donde mediante una encuesta se evaluaba la descontaminación de bandas de ortodoncia en Inglaterra a un grupo de 126 ortodoncistas. El 90% de los encuestados dijo que utilizaban bandas reutilizables, y el 92% argumenta que realizan limpieza pre- esterilización para reusarlas. Los métodos más empleados para descontaminación reportados en este estudio fue el de autoclaves como método de esterilización, el baño en tina de ultrasonido y el lavado manual con o sin remojo.16 En la práctica profesional de la odontopediatría para la manipulación de coronas de acero-cromo no se tiene un protocolo establecido de descontaminación y el potencial de contraer enfermedades debido a las infecciones cruzadas aumenta considerablemente. Una constante preocupación sobre la reutilización de la banda es la falta de control en una infección cruzada y el estudio de Madhu Sudhani en 2012, confirma que sólo el método de esterilización a base de calor húmedo logra el 100% de crecimiento negativo en bandas de ortodoncia, esta práctica de control de infecciones dista mucho de la realidad en México. Otras alternativas para descontaminación que suelen usarse tienden a ser los desinfectantes como el glutaraldehído, el alcohol al 70% (isopropílico o alcohol etílico), hipoclorito de sodio y el gas etileno son los principales medios químicos para eliminar los microorganismos en las superficies.17 También el uso de equipos de limpieza automatizados es una alternativa argumentada en el estudio de Whitworth en 2004.18 Así, la tendencia actual para la descontaminación del instrumental odontológico es el uso de distintas opciones en conjunto organizados en protocolos.19

En el presente estudio la observación directa a las cajas de Petri permitió evaluar que las coronas de acero cromo tratadas por los métodos de descontaminación propuestos en esta investigación presentan grados de contaminación variables. Se puso a prueba un desinfectante de nivel medio con amonio cuaternario alquilaminas y tensioactivos no iónicos y mostró una diferencia en el conteo de UFC entre los grupos tratados con H2O y H2O + jabón quirúrgico. Esto demuestra que en relación con los resultados de este estudio el proceso de descontaminación con agua y jabón quirúrgico es insuficiente. Un espécimen del grupo tratado mediante esterilización con autoclave presentó un grado de contaminación debido a la incorrecta manipulación de las muestras durante el experimento. Los resultados del estudio que aquí se presenta deben tomarse con cautela, se sugiere ampliar la muestra para evaluar cuantitativamente el grado de descontaminación que exhiben los especímenes. Las coronas probadas o reajustadas en el ámbito clínico se deben esterilizar o desinfectar para evitar la contaminación cruzada por virus y bacterias antes de su inserción en la boca de otro paciente, además, la esterilización o el método de desinfección tienen que ser eficaces y no dañar la composición material de la corona.20 Se propone que para reutilizar los materiales contaminados de la cavidad oral en odontopediatría, deben de esterilizarse obligatoriamente, si eso no es posible, para su descontaminación, hay que llevarse a cabo adicionalmente procedimientos tales como lavado manual con agua y jabón, uso del ultrasonido así como de un desinfectante de nivel intermedio a alto, para lograr alta descontaminación bacteriana.

Conclusiones

La esterilización y la desinfección de manera rutinaria posterior al manejo de coronas de acero preformadas, es la forma más confiable y segura de evitar contaminación cruzada en la práctica de odontología infantil. La desinfección química con agentes como DÜRR Dental ID 213 en materiales como las coronas de acero-cromo, elimina la contaminación bacteriana. El lavado, pre- esterilización y desinfectantes de nivel medio a alto deben de ser siempre los métodos previos a la esterilización por excelencia.

Referencia Bibliográfica

Consulta nuestras referencias bibliográficas escaneando el código QR, o entra a https://dentalparacual.com/descargas/referencias/edicion5- 2019-referencias-evaluaciondeprodcuto.pdf

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.