Federico Humberto Barceló Santana nació en la Ciudad de México en 1943, en ese momento su familia se trasladó a Chiapas, su familia estaba conformada por nueve hijos, mamá y papá. Considera como un privilegio haber vivido en Tuxtla Gutiérrez.

Su padre militar, de profesión Ingeniero Químico Industrial, sin planearlo, se convirtió en un elemento que le ayudaría a elegir posteriormente su carrera profesional. Su madre siempre estuvo al tanto de las necesidades de la familia con esfuerzo y dedicación, mismos que se vieron multiplicados cuando enviudó.

Cuando inició su educación secundaria, la familia decidió regresar a Ciudad de México, al tener ocho hermanos, y con valores familiares firmes, la convivencia fue muy sana y feliz. Posteriormente en la preparatoria No. 1, ocurrió un hito en su vida; la entrada a la universidad, al recibir la credencial de la Universidad Autónoma de México (UNAM), se dijo: “De aquí soy y ya no voy a salir de aquí”.

Como todo hijo de un padre que fallece a los 45 años a consecuencia de cáncer, su primera opción fue la carrera de Medicina, por la ambición de vencer esta terrible enfermedad, sin embargo, al hacer un análisis con su tío médico de cómo era el perfil profesional; sumado a una latente inquietud por estudiar algo biológico, se plantearon los pros y contras, varios puntos no llenaban sus expectativas, además su curiosidad e inquietud de cómo funcionaban las cosas mecánicas, fabricar equipos, deshacer y rehacer máquinas, le apasionaba a tal grado que se convirtió en una habilidad imposible de ignorar; con esto en cuenta, la Odontología cubría dichos aspectos y la convertía en la profesión ideal. En retrospectiva, el Dr. Barceló reconoce que la orientación de su tío fue clave para su elección, además, cree que alguien allá arriba ayudó con esta elección tan acertada, porque simplemente no se imagina haciendo otra cosa.

Ingresó a la UNAM para estudiar la carrera de Cirujano Dentista, siendo de la generación 1962-1966 y titulándose en 1967.

[object object] Federico Humberto Barceló Santana federico1b

De su vida Profesional.

.

Concluyendo la universidad, montó su consultorio, en el cual su práctica clínica fue muy exitosa y con un gran número de pacientes; en esos tiempos, se dio una evolución en la fabricación de productos dentales en México, pues anteriormente en su mayoría eran importados, por consiguiente, buscando apoyar a su querida patria, eligió utilizar productos nacionales.

Para 1974, ingresa como profesor de Operatoria Dental en la Facultad de Odontología de la UNAM, en ese momento hubo un cambio generacional en los profesores, y decidió inscribirse a la especialidad de Materiales Dentales, percibió que había un campo amplio en la producción de materiales; posteriormente se inscribe a la maestría y continuó con el doctorado.

Como profesor en la clínica periférica de las Águilas de la Facultad muchos alumnos se acercaban a él por su edad y empatía, así pudo dirigir muchas tesis sobre materiales dentales, lo que sumado a su curiosidad e interés fue una predilección en su práctica clínica, dejando claro que, “Quién se dedique al estudio de los materiales dentales, debe tener un conocimiento clínico del comportamiento de estos; lo cual generará las preguntas a responder en el campo de la investigación”.

Reconoce que el conocimiento de esta área es fundamental para tener éxito en la mayoría de los tratamientos dentales, así que quienes estudian este posgrado difícilmente lo pueden explotar en el consultorio dental, debido a que los pacientes desconocen que un especialista en materiales dentales tendrá mayor éxito en el manejo y aplicación de estos, por lo que su inserción en la docencia y la investigación es más aceptada, así como en la industria dental.

Así mismo, estar actualizado en las características del entorno, debe determinar el rumbo de la investigación; hoy por hoy, existen necesidades como la remineralización, la bioingeniería de tejidos, la genómica, ideas de cómo reconstruir un diente de forma autónoma o una vacuna contra la caries, entre otras tendencias. Siempre se deben buscar alternativas a los tratamientos existentes y cómo se comportan los materiales nuevos comparados con los clásicos. “Siempre que hay algo que investigar, hay algo que enseñar”. La investigación y la enseñanza deben ir de la mano, debe argumentarse y dar a conocer los resultados a la comunidad y a la industria dental, pues esta última está atenta a las problemáticas de los dentistas y buscará como satisfacer los requerimientos de los pacientes.

El Dr. Barceló agradece a la Fundación Kellogg, y al Dr. Eduardo Ortega Zarate por el l interés y logro obtenido para que esta fundación donase a la Escuela de Odontología (actualmente Facultad de Odontología) los instrumentos y equipos

para realizar las pruebas de control de calidad requeridas a los materiales dentales para su aprobación de uso en el campo odontológico, infraestructura fundamental para el desarrollo de la investigación en esta área. Además de apoyo a fabricantes nacionales para reducir la dependencia de productos extranjeros.

Logros profesionales.

Después de 50 años como dentista, y 40 de estar en la docencia e investigación, el Dr. Barceló reconoce que hablar solo de sí mismo es limitarse, pues considera que, el agradecimiento de los pacientes y de los alumnos es su máximo logro.

Hablando de logros académicos, tener un Doctorado en Ciencias Odontológicas en Materiales Dentales y recibir la Medalla Gabino Barreda por este doctorado en 1985. A su vez de tener como cotutor de esta investigación al Dr. Carl W. Fairhust de la Universidad de Atlanta, Georgia.

En los años 1985 y 1989 respectivamente, realizó la revisión técnica de dos libros: Materiales Dentales de R.C. Craig, J.O. Brien. y J.M. Power, y La Ciencia de los Materiales Dentales de Skinner; con estos antecedentes, más inquietudes personales y participación de los profesores en el 2003, se culminó con la publicación de un libro bajo el título “Materiales Dentales, Conocimientos Básicos Aplicados” en colaboración con el Dr. Jorge Mario Palma Calero.

[object object] Federico Humberto Barceló Santana federico2

El Dr. Barceló además de crear productos, incidió en la Secretaría de Salud y en la industria dental para la normalización de productos dentales, fue la misma Secretaría de Salud quien posteriormente en 2013 le otorgó el reconocimiento al Mérito Odontológico.

El Colegio Nacional de Cirujanos Dentistas en el 2014 crea el “Premio de Investigación Dr. Federico Humberto Barceló Santana”, otorgado a los mejores trabajos presentados por estudiantes durante su Congreso Internacional Bianual.

Como máximo logro personal y orgullo es que, sus hijos sean exitosos en sus respectivas áreas profesionales, da gracias a su esposa, por su apoyo en las buenas y en las malas.

Recomendaciones a la comunidad dental.

En su experiencia recomienda a la comunidad odontológica cumplir con su obligación de dar un buen servicio a México. Una buena odontología debe ir de la mano de una actualización constante de técnicas, equipos y materiales; sin olvidarse de la gente necesitada, pues actualmente se está tornando muy elitista y es difícil que llegue a estratos socioeconómicos bajos. Tener presente que no es una ciencia estática, es cambiante. Recomienda a los investigadores buscar respuestas para solucionar la problemática de la salud bucal en general.

[object object] Federico Humberto Barceló Santana federico3

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.